Encías retraídas

La recesión gingival o recesión de las encías es el proceso en el que el margen del tejido de la encía que rodea a los dientes se desgasta, o se retrae, exponiendo las raíces del diente. La recesión de las encías es un problema dental común, la mayoría de las personas no son conscientes de que lo tienen debido a cómo se forma gradualmente. Cuando se forma la recesión de las encías, se forman bolsas o espacios entre los dientes y la línea de la encía, lo que facilita la acumulación de bacterias. Si la enfermedad de las encías no se trata, el tejido de soporte y las estructuras óseas de los dientes pueden resultar gravemente dañados, y en última instancia, puede dar lugar a la pérdida del diente.

Existe una solución para las encías retraídas. Visita nuestra sección de casos  Visite nuestros casos tratados de encías retraídas

Los pacientes de la zona de Delaware podrían sufrir una recesión de las encías debido a muchos factores diferentes.

  • Cepillarse demasiado agresiva o incorrectamente puede causar que el esmalte de los dientes se desgaste causando que las encías se retraigan. Cepillarse los dientes no necesita ser agresivo para ser efectivo.
  • Rechinar o apretar los dientes puede ejercer demasiada fuerza sobre los dientes, haciendo que retrocedan.
  • Genética- estudios muestran que el 30% de las personas son genéticamente susceptibles a la enfermedad de las encías perio, lo que puede contribuir a la recesión de las encías.
  • Los consumidores de tabaco son más propensos a desarrollar placa pegajosa que afecta a la membrana mucosa de la boca, lo que causa la recesión de las encías.
  • Las mujeres se ven afectadas por los cambios hormonales que aumentan la sensibilidad de las encías a las bacterias de la placa, lo que aumenta el riesgo de recesión de las encías.